Fisioterapia oncológica

Mejora la calidad de vida durante y después del tratamiento.

El cáncer es una enfermedad extendida que afecta a millones de personas en todo el mundo. En los últimos años, los avances médicos en el tratamiento del cáncer han alcanzado logros impresionantes, aumentando significativamente las tasas de supervivencia de los pacientes.

Sin embargo, detrás de estas estadísticas prometedoras se encuentra una realidad compleja: el impacto del cáncer y su tratamiento en la calidad de vida de los pacientes. Muchas veces, los tratamientos agresivos como la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía pueden provocar efectos secundarios debilitantes que afectan tanto física como emocionalmente a los pacientes.

El papel crucial de la fisioterapia oncológica:

La fisioterapia oncológica juega un papel fundamental en el cuidado integral de los pacientes con cáncer, mejorando la calidad de vida durante y después del tratamiento.

El tratamiento fisioterapéutico se diseña en función de las necesidades de cada paciente y el tipo de cáncer al que nos enfrentamos y siempre coordinado con las indicaciones de cirujanos y oncólogos.

Drenaje linfático tras cirugía estética

Beneficios de la fisioterapia oncológica:

¿En qué tipos de cáncer puede ayudar la fisioterapia oncológica?

La fisioterapia oncológica se utiliza sobre todo en pacientes después del tratamiento de cáncer de mama, útero, ovario, próstata, colon, oral y orofaríngeo, sarcomas, melanomas, etc.

¿Qué podemos tratar fisioterapia oncológica?

La importancia del ejercicio terapéutico

Los fisioterapeutas especializados en ejercicio terapéutico y oncología creamos programas de ejercicio adaptados a las capacidades, sintomatología y tratamiento recibido por el paciente en cada fase del abordaje médico. El objetivo principal es mantener la fuerza muscular y reducir la osteoporósis.

Conseguimos disminuir el dolor y la fatiga, prevenir la pérdida de masa muscular y ósea, aumentar la movilidad articular y la fuerza, mejorar el equilibrio y el control postural, entre otros.

Lo ideal es empezar con el ejercicio incluso antes del tratamiento.

Si tú o un ser querido estáis luchando contra el cáncer, podemos ayudarte a mejorar la calidad de vida.

Nuestro equipo de fisioterapeutas especializados en oncología están aquí para ayudaros en el camino.